A
mar
Amar
¿Para qué amar como primer verbo? Para comenzar con una declaración este camino de entrenamiento: si no tomamos la fuerte decisión de amarnos, este programa no tendrá sentido. Es el amor hacia nosotros mismos el que logrará que los otros verbos fluyan; es el amor el que limpiará con la herramienta de la aceptación y el perdón y es el amor el que en definitiva, será nuestro timón en esta nave que partirá.

Somos seres valiosos que merecemos vivir en armonía y amor. Hacemos un juramento personal, lo escribimos, lo gritamos, que el mundo sepa que desde ahora en adelante elijo expandirme y ser feliz. Nadie ni nada pueden contra mi decisión, porque es absolutamente individual, nace de mi ser y es mi elección: elijo ser feliz.

Cuando no me amo, se entera mi autoestima y me lo hace saber.

La autoestima, es la percepción emocional profunda que las personas tienen de sí mismas; es una emoción inspirada en las creencias que tenemos sobre nosotros mismos. Cada uno de nosotros ha crecido en entornos diferentes, familias diferentes, culturas diferentes. A partir de nuestras vivencias y relaciones hemos creado nuestras redes de valor con nosotros mismos. De eso se trata la autoestima: haber creado un profundo sentido del valor interno. Confianza, seguridad, la plenitud de sentirse cómodo con uno mismo y comprender que en ese yo interno reinan la aceptación y admiración por lo que soy. 
La autoestima no tiene nada que ver con nada externo, como la apariencia, el dinero, las relaciones con otros; una persona con autoestima conoce su valor y sus necesidades particulares, por encima de los valores o necesidades impuestos por la sociedad.
Conectando con graph.facebook.com
Conectando con api.twitter.com
© Copyright 2014 . mujeres que cuentan cosas . Todos los derechos reservados